Sexo, drogas y rock and roll: ‘Cocksucker blues’, el documental prohibido de los Rolling Stones

Cocksucker blues, el documental prohibido de The Rolling Stones

Aunque ya lleva tiempo circulando en YouTube, el documental que muestra a unos Stones ‘desenfrenados’ ha vuelto a ser el foco de atención por su reciente proyección en España, tras la muerte de su director

Alrededor de una banda de rock siempre existirán mitos y leyendas por la extravagancia que se genera entre sus integrantes, devenida de la fama obtenida por tocar ante miles (millones) de personas que los idolatran… Si la banda es del nivel de The Rolling Stones, las historias se vuelven francamente ensordecedoras.

En torno al género musical que los Stones interpretan existen asociaciones cuasi naturales: el rock lleva a las drogas, al sexo, a la desfachatez completa debido a que quienes son parte de él (músicos y seguidores) son jóvenes, ¡peligrosos jóvenes!, que se hacen de dinero a una edad en la que lo único que importa es el disfrute de la vida.

Lo anterior parecería quedar de manifiesto en ‘Cocksucker blues’, el escandaloso documental de los Rolling Stones que los muestra en su día a día durante una gira en 1972, cuando Mick Jagger y compañía no superaban los 30 años. ¿Qué hacían en aquel entonces durante sus incesantes viajes en aviones y autobuses?, lo que casi cualquier joven: disfrutar de la vida que les tocó vivir.

En el año citado, los Stones contrataron a un joven fotógrafo, llamado Robert Frank, quien les había hecho unas fotos para su Exile On Main Street, para que los acompañara en su gira por Estados Unidos y documentara todo lo que pasara más allá de las presentaciones.

El resultado fueron metros y metros de cinta de ocho milímetros que a la postre se convertirían en un improvisado documental en el que, por ejemplo, se observa a Mick Jagger esnifando cocaína de la punta de un afilado cuchillo o a una pareja teniendo relaciones sexuales en el avión donde viajaba la banda, con todos ellos mirando mientras bebían alcohol.

Contra todos los pronósticos, el documental, incomodo para un público de miras estrechas, conservador, acostumbrado más a la muestra del glamour musical que a la vida cotidiana, incomodó también a los Stones quienes trataron, por todos los medios, de prohibir su exhibición.

La película no fue bien vista por la banda pues había demasiado exceso de sexo, droga y vandalismo en hoteles por lo que, en pro de la buena comercialización de su imagen, optaron por interponer una demanda que prohibió su exhibición, pero de manera parcial… El documental podía ser (puede ser) proyectado una vez al año, en presencia de su director y siempre aclarando que se trata de un trabajo artístico.

En pleno 2020, «Cocksucker Blues» ha cobrado nuevamente notoriedad pues se exhibió en la Filmoteca de Madrid en el marco del Festival de Cine Documenta, sin la presencia de su director, quien falleció en 2018.

Con motivo de tan controvertida exhibición, el diario español ABC ha publicado que una escena podría desatar la ira del movimiento #MeToo pues en ella se aprecia como “un miembro de la gira se levanta de su asiento, se acerca a dos groupies que acompañan a la banda y las desnuda a la fuerza”.

Por escenas de desnudos y drogas en abundancia el documental se encuentra “restringido para mayores de edad” en YouTube.

Mientras tanto, El País ha publicado que la situación legal que abarca al ya histórico documento no ha cambiado. Por su parte Mick Jagger ha declarado que no han pensado, para nada, editar la película para mostrarla al público con mayor calidad pues “cualquiera puede verla”.

Aquí puedes ver a los Stones, siendo los Stones en 1972:

¿Qué opinas?

TE RECOMENDAMOS LEER: A 29 años de su nacimiento, esta es la historia de Liran’ Roll contada por ellos mismos

Deja un comentario