Ellos son los rockeros que detestan (y aman) a Trump

Trump y el rock

El 3 de noviembre de 2020 fue un día histórico en Estados Unidos pues millones de votantes, latinos incluidos, decidieron el futuro político del país

El presidente Donald Trump perdió en la contienda electoral que se vivió el 3 de noviembre en Estados Unidos.

Los gritos de desapruebo a su gestión fueron los que lo llevaron a su destino final en un país que se jacta de defender, a ultranza, la democracia.

Entre los gritos que se han escuchado alrededor de Donald Trump y sus políticas nacionalistas y racistas están las de decenas de grupos de rock and roll, el género rebelde por naturaleza que, por sorprendente que parezca, también ha parido hijos que ELOGIAN lo que ha realizado el presidente de Estados Unidos… En una democracia todo cabe, diría uno que otro sesudo politólogo.

Si bien es cierto que las bandas de rock que “detestan” al presidente Trump son mayoría, también es verdadero que hay unas cuantas que lo “aman” y defienden sus políticas pues finalmente (como dijera Tom Araya de Slayer) es el presidente, “les guste o no”.

LOS QUE LO DETESTAN

-Uno de los casos más sonados, por el nivel de banda, es el de los Rolling Stones (los rucolling, les dicen algunos) quienes a finales de junio de este año pandémico amenazaron al presidente de Estados Unidos con demandarlo si seguía utilizando sus canciones en sus campañas.

En específico, los Stones pidieron al equipo de campaña de Trump dejar de utilizar su ‘You Can´t Always Get What You Want‘, mediante un comunicado firmado por la BMI (Protección de Derechos de Autor en Estados Unidos) bajo amenaza de llevarlo a un tribunal.

-El caso de los legendarios Stones recuerda al de otros grandes: Queen, quien en 2016 enardecieron al enterarse que el presidente de Estados Unidos había utilizado su clásico ‘We Are the Champions’ durante su aparición en una convención republicana.

En aquella ocasión, los sobrevivientes de la banda, que otrora fuera liderada por el gran Fredy Mercury, informaron en Twitter que su rola había sido usada sin su consentimiento, el cual, de cualquier manera, no hubieran otorgado.

ROGER SE VOLÓ LA BARDA

-Fueron épicas las actuaciones del legendario Roger Waters en la Ciudad de México en 2016 por la connotación altamente política que tuvieron y por las menciones que realizó de los no tan populares presidentes Trump y Peña Nieto.

En aquellos toquines, el fundador de Pink Floyd utilizó pantallas gigantes para desplegar sus mensajes, en los cuales instó al presidente de México a renunciar, recordó a los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa y se manifestó contra el muro de Trump.

Cuando el buen Roger interpretó la gran ‘Pigs‘, de uno de los mejores discos de Pink Floyd, Animals, apareció la figura de un cerdo en la pantalla el cual era montado por Trump: “Es hora de derribar el muro de privilegios que divide a los ricos de los pobres», espetó el bajista en aquella ocasión.

-El activista y músico Bono ha sido otro de los “rockers” que se le ha ido a la yugular a Trump, al declarar en repetidas ocasiones que el empresario es lo peor que le ha pasado a América. “La gente no debería dejar que su país se convierta en un casino», declaró durante la primera campaña presidencial del republicano.

A la lista se suman varios artistas y creadores musicales entre los que se encuentran Cher, el jefe Bruce Springsteen (quien califica a Trump como la peor tragedia del pueblo estadounidense), Morrisey y Adele.

LOS QUE LO AMAN

-Quizá el caso más triste de apoyo a un político de parte de un roquero sea el de Tom Araya, líder de la poderosa banda de metal Slayer, quien en más de una ocasión ha defendido a Trump.

En 2017, el músico osó subir a redes sociales un foto montaje de los integrantes de su banda acompañados del presidente de Estados Unidos. Ante las miles de críticas de los más férreos defensores del metal y el rock and roll en general, Araya sólo declaró: «es el presidente, les guste o no».

Debido a que la publicación alcanzó niveles insospechados los demás integrantes de la banda tuvieron que aclarar que la foto de ellos con Trump había sido idea de Tom y de nadie más pues ellos, «jamás habrían publicado algo así».

-En 1963 una banda de rock psicodélico y hard rock cobraba cierta fama mientras su guitarrista enloquecía un poco. El mago de las cuerdas de dicho grupo, llamado The Amboy Dukes, se fue convirtiendo poco a poco, mientras la “adultez” llegaba a su cabeza, en un abierto defensor de la derecha en Estados Unidos y, más allá, de las armas y su uso.

Ted Nugent, el guitarrista en cuestión, es quizá el músico más enamorado de Donald Trump, a quien defiende a capa y espada. Ejemplo de ello es su visión sobre él pues piensa, y así lo ha declarado, que el presidente cumple una misión de Dios.

«Esto es una intervención divina. Necesitábamos alguien dispuesto a romper con lo establecido, y no se me ocurre nadie que no sea él que hubiera podido conseguirlo con tanta efectividad, contundencia y, tengo que decirlo, aplomo”, declaró en mayo de este año.

-Otro de los defensores de Trump, a ultranza, es Robert Richie, mejor conocido en el ambiente de la farándula como Kid Rock y quien encabezó en septiembre de este año el Trump Rally en Michigan.

El músico, que de rock sólo lleva el apellido, ha declarado que la población estadounidense debe dejar al presidente trabajar, dirigir al país “como un malito negocio” pues el no necesita dinero “y dirá lo que tenga que decir, les guste o no”.

-En julio de 2019, medios de información daban rienda suelta a una nota: Gene Simmons de Kiss declaraba que la Tierra nunca había estado mejor y eso se debía, en gran medida, a Donald Trump.

“Tenemos el cambio climático y un sistema político polarizado pero no hay guerras mundiales… Vivimos el mejor de los tiempos, el desempleo en los Estados Unidos es el más bajo desde hace 50 años” declaraba en una entrevista en el programa Morning Britain.

¿Tú qué opinas?

TE RECOMENDAMOS LEER:
Así se hace presente La Llorona en la música independiente

Deja un comentario